Borosa, desde el collado de Fuente Bermejo

Sierra de Segura, Andalucía, Spain
Ruta realizada el 17 de febrero de 2007

Hemos quedado con Carles, Vero y Sarai un sábado por la mañana en la Torre del Vinagre. Yo he pasado la noche en Segura y madrugo para llegar a tiempo a la cita. Carles y Vero, por su parte se deben de haber dado un madrugón de campeonato, pues vienen directamente desde Alcoi. Casualmente coincidimos en la carretera con ellos una vez pasada la presa del Tranco. Ha llovido mucho los días anteriores y la sierra rebosa agua a mansalva. Además las predicciones del tiempo para hoy no son muy halagüeñas. Seguramente nos mojemos un poco.

Carles y Sarai
Carles y Sarai

Dejo mi coche en la piscifactoría y con el de Carles subimos por carretera y pista hasta el collado de Fuente Bermejo. Justo cuando nos disponemos a caminar empiezan a caer los primeros copos de nieve. Discutimos sobre si debemos continuar o no, puesto que existe el riesgo de que después la nieve nos impida rescatar al coche de Carles. Finalmente decidimos arriesgar y continuar. Había muchas ganas de pisar sierra esa mañana en el grupo.

Vero
Vero

La pista de bajada está muy bien definida durante todo el trayecto. Varios arroyos se cruzan en nuestro camino, todos ellos pequeños afluentes del arroyo de Valdeazores, que es el que nos acompañará durante la bajada hasta la laguna homónima. Seguimos por la vertiente derecha hidrológica del arroyo. Cerca de la Fuente de la Reina vadeamos el río para pasar a caminar definitivamente por su vertiente izquierda. Puesto que el río va mas crecido de lo habitual lo cruzamos con alguna dificultad. Tras varios kilómetros más de bajada y una lluvia arreciante llegamos por fin a la Laguna de Valdeazores. Por momentos llueve y/o nieva, dependiendo de los desplomes de la cota de nieve.

Laguna de Valeazores
Laguna de Valeazores

A partir de aquí el camino ya me es conocido, no así para Carles y Vero que quedan maravillados con el enclave de la laguna. Seguimos y al poco alcanzamos el pequeño embalse Aguasnegras, se divisa maravilloso bajo la lluvia. Las inclemencias del tiempo no nos permiten recrearnos y seguimos bajando hasta alcanzar los túneles, que se encuentran en algunos tramos totalmente inundados. Es aquí donde bien resguardados de la lluvia decidimos comer. Hace mucho frío, la pobre Sarai está tiritando a pesar de ir bien resguardada bajo un chubasquero en el porta bebés. Tan sólo tiene tres años y apenas se ha quejado de las inclemencias que está sufriendo. Es una valiente.

Embalse de Aguas Negras
Embalse de Aguas Negras

Tras reponer fuerzas retomamos el camino con la certeza de que lo que nos vamos a encontrar va a ser espectacular. Y así es, no nos defrauda. El salto de los Órganos está increíble, como nunca lo había visto. Seguimos bajando bajo la lluvia y nos recreamos en los demás saltos y pozas que va formando el Borosa en su discurrir. Afortunadamente hemos pasado ya la zona de riesgo de desprendimiento de rocas, es justo con estas condiciones cuando más fácil es que se produzca alguno.

Sarai y Carles en los túneles
Sarai y Carles en los túneles

De repente nos encontramos con el gran salto de agua que ocasionalmente cae por la ladera del Picón del Haza, se trata de un salto de cerca de 170 m. de altura y con un caudal realmente respetable. Más si cabe porque debemos de vadearlo. Con alguna dificultad conseguimos cruzarlo. Carles y Vero echan en falta sus botas de goretex que están cogiendo polvo en Alcoi. Desde aquí nos damos cuenta de que la nieve ya ha cuajado en cotas no demasiado altas, el coche de Carles seguro que ya está cubierto de blanco.

Salto desde la ladera
Salto desde la ladera

Tras el obstáculo de la cascada llegamos a la central eléctrica, llaneamos por Huelga Nidillo y seguimos la pista tranquilamente hasta encontrarnos con la última maravilla de la ruta: La Cerrada de Elías. Este paseo por las pasarelas de madera que vuelan sobre el río es siempre un placer para los sentidos. Echamos un trago de la fuente y seguimos el sendero hasta volver a la pista que habíamos abandonado previamente.

Poza del Borosa
Poza del Borosa

A partir de aquí sigue el paseo junto al río. Carles está molido por el peso de la niña en el porta bebés, por lo que le hago un relevo definitivo hasta la piscifactoría. Aquí me doy cuenta de lo duro que debe de haber sido el camino para él con todo ese peso en la espalda.

Cerrada de Elías
Cerrada de Elías

Finalmente, reventados llegamos al coche, “tan solo” nos queda volver a subir hasta el Collado de Fuente Bermejo a rescatar el Ford Fusion de Carles. El grupo se quedan en una cafetería de Arroyofrío y Carles y yo subimos con el Suzuki Jimny a intentar el rescate. Ya de noche, nevando y con 10 cm. de nieve en el suelo llegamos a Fuente Bermejo donde sigue el coche aparcado. Con prudencia conseguimos salir con los dos coches de la ratonera en la que nos habíamos metido. Todavía nos quedaba pasar por Arroyofrío y conducir bajo la lluvia hasta Segura de la Sierra donde acabamos cenando cerca de la 1 de la madrugada . Tremendamente cansados por lo largo que había sido el día, comentamos lo mucho que hemos disfrutado y la belleza de los parajes que hemos visitado.

8 Comments

  1. Marisa
    1/15/2009
    Reply

    Estos parajes siempre acaban recompensando cualquier esfuerzo extra. Preciosas fotos y espectacular el video.

    Gracias, besos

  2. 1/15/2009
    Reply

    Genial Jordi la ruta… ¡cómo satura esa lluvia los colores! Yo también habría arriesgado… y por fortuna todo salió bien.

    Un saludo.
    Luiso.

  3. MANOLO
    1/15/2009
    Reply

    Es la primera vez que entro en ésta MARAVILLA de página. He dado con ella de casualidad y ahora mismo no se decir desde donde he venido a parar a ella. Me estoy leyemdo todas las rutas y viendo todas las fotos.
    El caso es el siguiente.: tengo 61 años. El año pasado (sepbre.) hice el camino de Santiago desde Leon.Otra maravilla. Me gusta andar. Y hacerlo solo, pues así voy a mi ritmo y a mi marcha. Quería preguntar una cosa.¿estas rutas que estoy leyendo, se pueden hacer sólo?o pueden entrañar peligro. Por las fotos veo que hay caminos con barandillas y todo, por lo que deduzco que deben ser rutas algo transitadas.
    De antemano agradezco alguna noticia al respecto.
    Saludos.

  4. 1/15/2009
    Reply

    Como siempre muchas gracias a todos por vuestras visitas.
    Marisa: Es cierto, esta ruta posiblemente sea la más bonita del parque, el problema es que es muy visitada y muchas veces pierde encanto por su masificación.

    Luiso: en esta vida el que no arriesga no gana, jejejeje… valió la pena con creces!

    Manolo: La mayoría de las rutas que estas viendo se pueden hacer sólo. De todos modos en alguna como la de La Cabrilla mejor ir acompañado. En cualquier caso hay dejar dicho siempre el itinerario a alguien por si pasara algo.

  5. juanfra
    1/16/2009
    Reply

    Que ruta más guapa.A ver si pronto puedo volver hacerla, ya que a finales del año pasado me quedé con las ganas de repetírla.Las fotos geniales, no habia visto tanta agua allí nunca, la última vez que la hice, solamente caían unos pequeños hilos de agua.
    Ha seguir haciendo rutas y poniendo buenas fotos.
    Un saludo.

  6. 1/16/2009
    Reply

    Gracias juanfra por tu visita,
    Esta ruta es una pasada… ahora mismo debe de estar exultante de agua, está lloviendo mucho y hace tiempo que los campos de Hernan Perea está nevados y filtrando agua a los manantiales. Por cierto… me he comprado una nueva bicicleta, ya me dices alguna buena ruta por Linares.

  7. juanfra
    1/16/2009
    Reply

    Que tal Jordi, hay muchas y muy buenas en un diametro de apenas 15 ó 20 km, yo hace unos 3 años que no cojo la de montaña ya que pasé al 100% a la de carretera, pero un dia sí podemos quedar y hacer una ruta por los caminos mineros que son una pasada, lo malo, es que hace unas semanas estuve por uno de ellos dando una vuelta con el coche y estaban echos una pena por las roderas de los motos ya que muchos de los buenos tramos para hacer bici de montaña estan destrozados y se estan cargando mucha vegetación.Pero lo dicho, un Sabado podemos quedar e invitamos a Enrique que sale más amenudo.
    Un saludo.

  8. Cristina
    2/13/2013
    Reply

    Hace unos meses hice esta ruta. Nosotros la hicimos desde la piscifactoría, dejamos allí el coche y luego hicimos también la vuelta, así que imaginaros… Nos costó muchísimo esfuerzo, pero cuando nos sentamos delante de la laguna de Valdeazores, se nos olvidó el cansancio por completo y fue cuando comprendimos que había merecido la pena. Cuando volvíamos pensábamos que no íbamos a ser capaces de llegar al punto de partida pero finalmente lo conseguimos, eso sí, las piernas ya no formaban parte de nuestro cuerpo. Hice una foto de mi pie con la laguna de fondo que tengo puesta en el escritorio de mi ordenador… no os podéis imaginar la sensación de alegría que recorre mi cuerpo cada vez que la miro.
    Es una ruta que recomiendo a todo el mundo, la más bonita que he hecho en mi vida. Un pasada!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *